YA NO NECESITO MÁS RELOJES

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

.

.

Todo coleccionista fabrica discursos para legitimar/justificar su praxis de acumulación exacerbada del objeto fetiche.

Con 19 relojes cumplí sobradamente mi objetivo y, ya no tengo nada más que legitimar.

.

No recomendaría a cualquiera empezar una colección.

¿Por qué coleccionas? Hacerte con objetos que no son necesarios es una pulsión irracional que consume demasiado tiempo, energía y dinero.

Siempre habrá una pieza que te falte, otra que complemente o una más que remueva la obsesión.

No te centrarás en la alegría de lo que tienes, sino en la ansiedad de lo que te falta.

Tu coleccionismo no tendrá fin si nunca tienes todo lo que quieres.

Y un consejo… elige una temática, no sirve coleccionar todo, no logras profundizar en nada.

.

.

Yo tenía un propósito bien definido desde hace tiempo:

Mi museo particular, la colección DRINFEAL.

image

Un conjunto de conocimiento, un conjunto histórico, una historia en sí misma y unas historias.

.

  •  Conformé mi colección didáctica con 16 piezas, Véase:

CRITERIO DE ESTA COLECCIÓN PRIVADA

.

  •  Aunque, entremedias, se me coló (curiosamente) un reloj francés:

ADIVINANZA. VA DE ROSKOPF Y SU RELOJ DEL PROLETARIO 2

.

  •  Además, consecuencia directa de este hobby fue, que he acabado siendo usuario de uno:

ENCONTRÉ EL ÚNICO RELOJ DE BOLSILLO QUE SÍ QUIERO USAR

.

  •  Por último, tras 18 relojes ”simples”, un capricho especial, este cronógrafo:

Como punto final, di el salto a los relojes de bolsillo antiguos con complicaciones: mecanismos complementarios de un mecanismo básico.

Mecanismo básico: medición de horas y minutos, como mucho, contará con un segundero.

.

.

Sólo me resta concluir la catalogación de todas las piezas que seleccioné y recogí. Seguiré publicando su estudio aquí, intentando dar seriedad y continuidad dentro de una narrativa (coherencia argumentativa) que defina la colección. Sistematizando y compendiando en un conjunto sustantivo que permita ahondar, como una pequeña guía, en este mundo tan particular de los relojes de bolsillo industriales suizos y estadounidenses, sin funciones diferentes a la medición de horas y minutos, fabricados desde 1860 hasta 1930. Y luego, adiós muy buenas.

.

.

Por cierto…

He eliminado las 44 suscripciones vía email existentes. Los que fuisteis seguidores (gracias), ahora dejáis de estar informados de la publicación de nuevos artículos. No servía para generar ningún debate mediante comentarios y, aumentar el tráfico de visitas me es indiferente (yo no saco ningún beneficio de esto).

Aquí únicamente hay transferencia unidireccional de información y conocimiento, nada de aprendizaje colaborativo.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: