¿QUERÉIS UN BLOG COLABORATIVO?

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

Una de las preguntas de la encuesta que estoy realizando AQUÍ:

image

Viendo que aportar contenidos suscita cierto interés, adjunto mi correo electrónico al que enviar lo que desees compartir:

.

coleccionandorelojesdebolsilloando@hotmail.com

.

Citaré de manera destacable y visible tu autoría (puedes usar seudónimo).

.

El blog ya tiene una andadura en solitario como espacio divulgativo. Ahora pasa a estar abierto a la participación y tú puedes contribuir a la difusión de la cultura inherente a este tipo de antigüedades.

.

image

.

ZENITH (cronógrafo). 1ª PARTE.

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

image

.

.

El cronógrafo es una herramienta fruto del progreso, de una época en que las actividades científicas y deportivas tenían que medirse mediante dispositivos mecánicos.

Es una función adicional que registra el tiempo transcurrido durante un intervalo de tiempo determinado, independientemente de la indicación de las horas, los minutos y los segundos.

.

Algunos, al integrar en sus esferas escalas que emplean graduaciones logarítmicas, muestran resultados sin necesidad de conversiones.

Las más usuales de las empleadas fueron las que proporcionan lecturas directas de velocidad, distancia o pulso.

  •  Taquímetro. La velocidad define la distancia cubierta entre dos puntos predeterminados durante un periodo de tiempo.

Ejemplo:

Cronógrafo 1/5 de segundo, con taquímetro que mide la velocidad media en kms./hora por la distancia recorrida de 1000 metros (1 kilómetro). Escala en espiral divida en sectores de 24 a 240 kms./hora.

Se utilizaría principalmente en deportes de velocidad como carreras de automóviles, caballos o de personas (en 1912 se cronometraron por primera vez unos Juegos Olímpicos, este hecho cambiaría la historia del Atletismo).

.

  •  Telémetro. La velocidad del sonido permite medir distancias.

Ejemplo:

Cronógrafo 1/5 de segundo, con telémetro en hectómetros. Escala graduada de 1 hectómetro (0,1 km) hasta 200 (20 km). Se basa en la velocidad del sonido (333,3 ms. por segundo = 1 km. cada 3 segundos).

Mide la distancia que separa un fenómeno óptico respecto a su sonido. Fuego de artillería (disparo/explosión) o también una tormenta (relámpago/trueno).

Se desarrolló para los oficiales durante la Primera Guerra Mundial.

.

  •  Pulsómetro.

Ejemplo:

Cronógrafo 1/5 de segundo, con pulsómetro para 30 pulsaciones. Escala graduada de 200 a 40 pulsaciones/minuto. Se arranca cuando se nota la primera pulsación y se para al contabilizar 30.

Al tomarse el pulso a mano, era empleado para no tener que medir un minuto entero mientras se contaba.

.

.

La atracción estética que ejercen esas esferas es innegable, en las que se muestran múltiples escalas es mayor aún. Pero algunas ya no serán herramientas realmente útiles al sacrificarse su fácil lectura en aras de la estética:

.

Yo, fiel a mi gusto, quise hacerme con el cronógrafo más escueto posible.

Un fracciones de 1/5 de segundo:

.

¿Dónde desempeñaría su función?

Tillhör: perteneciente a (en sueco).

Telegrafverket: la compañía responsable en su momento de todas las telecomunicaciones (teléfono y telégrafo) en Suecia. Me lo enviaron desde dicho país.

.

Lo realmente llamativo:

Su complejo mecanismo, donde todo interactua.

Estimé que este Zenith de 1918, con su primer módulo de cronógrafo de manufactura propia (no fueron ni son muchas las firmas capaces de crearlo y desarrollarlo), era la mejor pieza para concluir mi paso por este mundillo de los relojes de bolsillo antiguos.

.

.

La exportación siempre fue un elemento fundamental en la relojería suiza:

Zenith exportará sus relojes a la India a partir de 1914.

Gandhi, el padre de la independencia india, portando un Zenith de bolsillo:

.

.

CONTINUARÁ…

.

YA NO NECESITO MÁS RELOJES

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

.

.

Todo coleccionista fabrica discursos para legitimar/justificar su praxis de acumulación exacerbada del objeto fetiche.

Con 19 relojes cumplí sobradamente mi objetivo y, ya no tengo nada más que legitimar.

.

No recomendaría a cualquiera empezar una colección.

¿Por qué coleccionas? Hacerte con objetos que no son necesarios es una pulsión irracional que consume demasiado tiempo, energía y dinero.

Siempre habrá una pieza que te falte, otra que complemente o una más que remueva la obsesión.

No te centrarás en la alegría de lo que tienes, sino en la ansiedad de lo que te falta.

Tu coleccionismo no tendrá fin si nunca tienes todo lo que quieres.

.

.

Yo tenía un propósito bien definido desde hace tiempo:

Mi museo particular, la colección DRINFEAL.

image

Un conjunto de conocimiento, un conjunto histórico, una historia en sí misma y unas historias.

.

  •  Conformé mi colección didáctica con 16 piezas, Véase:

CRITERIO DE ESTA COLECCIÓN PRIVADA

.

  •  Aunque, entremedias, se me coló (curiosamente) un reloj francés. Más adelante contaré la historia.

.

  •  Además, consecuencia directa de este hobby fue, que he acabado siendo usuario de uno. Véase:

ENCONTRÉ EL ÚNICO RELOJ DE BOLSILLO QUE SÍ QUIERO USAR

.

  •  Por último, tras 18 relojes ”simples”, un capricho especial:

Este cronógrafo:

Como punto final, di el salto a los relojes de bolsillo antiguos con complicaciones: mecanismos complementarios de un mecanismo básico.

Mecanismo básico: medición de horas y minutos, como mucho, contará con un segundero.

.

.

Sólo me resta concluir la catalogación de todas las piezas que seleccioné y recogí. Seguiré publicando su estudio aquí, intentando dar seriedad y continuidad dentro de una narrativa (coherencia argumentativa) que defina la colección. Sistematizando y compendiando en un conjunto sustantivo que permita ahondar, como una pequeña guía, en este mundo tan particular de los relojes de bolsillo industriales suizos y estadounidenses, sin funciones diferentes a la medición de horas y minutos, fabricados desde 1860 hasta 1930. Y luego, adiós muy buenas.

Para participar en la encuesta, pulsa en el siguiente enlace:

ENCUESTA

.

.

Por cierto…

He eliminado las 44 suscripciones vía email existentes. Los que fuisteis seguidores (gracias), ahora dejáis de estar informados de la publicación de nuevos artículos. No servía para generar ningún debate mediante comentarios y, aumentar el tráfico de visitas me es indiferente (yo no saco ningún beneficio de esto).

Aquí únicamente hay transferencia unidireccional de información y conocimiento, nada de aprendizaje colaborativo, pero aun así voy a hacer este último intento: ¿QUERÉIS UN BLOG COLABORATIVO?.

.

.

ADIVINANZA. VA DE ROSKOPF Y SU RELOJ DEL PROLETARIO

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

Mi proletario tipo 2 de Georges-Frédéric Roskopf (1868-1873):

Pero esta entrada del blog no versa de ninguna pieza de la colección. Me llamó la atención un reloj que estaba a la venta, al indagar para saber de él surgió el siguiente estudio:

.

¿Un diseño de G. F. Roskopf previo a su “reloj del proletario”?. ¿Un prototipo con escape de cilindro?.

.

En la página 14 del libro The Proletarian Watch, Albin Schaeder muestra ese mismo reloj e indica como probable autor a Georges-Frédéric Roskopf:

Anonymous manufacturer. (Roskopf?)

.

.

Si veo que esta entrada del blog suscita comentarios/interés, desvelaré el misterio.

.

.

.

EDITO (7 de abril del 2017).

Primer comentario y, por ende, amplío información.

Detalle:

.

Comparativa con el reloj del proletario:

Tanto el sistema de dar cuerda, como el colgante en forma de cáliz empleados por Roskopf… tengan claro que fueron de uso común en relojería.

.

El primer sistema de dar cuerda por la corona con éxito comercial:

Detalle:

La patente de Thomas Perst, para el relojero inglés John Roger Arnold, es ya del año 1820.

.

.

.

EDITO (8 de abril del 2017).

Segundo comentario, con una mención muy acertada al calibre “Beaucourt”, fabricado por los franceses Japy Frères. Amplío información.

Anuncio del año 1923. Resulta llamativo que todavía tuviesen mercado relojes con escape de cilindro y cuerda/puesta en hora por llave:

Detalle del Beaucourt:

Este primario movimiento, los Japy Frères lo hicieron durante muchas décadas.

Retrocediendo en el tiempo, véase con otra marca de fábrica (registrada por Japy Frères en 1887):

E incluso lo encontraremos, finalmente, sin marca de fábrica (1850-1860):

.

Pero se dieron variantes, que contemplaban el dar cuerda por la corona.

CONTINUARÁ…

.

.

.

EDITO (9 de abril del 2017).

Muestro algunas de las variantes con sistema de dar cuerda por la corona, que son producto de la lógica evolución (por el transcurso del tiempo) del calibre Beaucourt:

1.

.

2.

.

3. Otra anterior:

.

4. La última, ligeramente distinta:

Reloj carente de todo sistema de puesta en hora (se debe impulsar la aguja minutera con el dedo). Fue creado para competir con el proletario de Roskopf, en la cuota de mercado de los relojes baratos y populares.

.

¿El reloj mostrado al principio de la entrada se trata de un Roskopf?. Que cada uno saque sus propias conclusiones. Véase otra vez:

Yo lo tengo claro.

.

Por cierto… el reloj finalmente se vendió, alguien pagó 400 euros. Espero que no lo hiciese pensando que adquiría un prototipo de Georges-Frédéric Roskopf:

.

.

.

EDITO (6 de mayo del 2017).

Uno de los participantes del grupo de WhatsApp que he creado (mediante el blog) sobre relojes Roskopf, resulta que en alguna ocasión había mantenido contacto por correo electrónico con Paul Van Rompay, la eminencia en los Roskopf.

Aún compartiendo dicho participante, la opinión de que el reloj en cuestión bien podría ser una respuesta comercial de los Japy (o de alguno de sus muchos clientes) al éxito creciente de Georges-Frédéric Roskopf… se ofreció a trasladarle la cuestión a Rompay:

¿Es un reloj de Roskopf anterior a su reloj del proletario o un Japy Frères?.

.

La respuesta de Paul Van Rompay (traducida del inglés), no dejó lugar a duda:

“La cuestión de los precursores proletarios es interesante. Creo que es un buen tema para su grupo de discusión.

Aunque el diseño del reloj del proletario de Georges-Frédéric Roskopf era nuevo e incluso revolucionario, por supuesto no surgió de la nada.

Pero este reloj no es un precursor o prototipo del reloj del proletario. Es una versión realizada por Japy Frères”.

.

.

.

EDITO (31 de mayo del 2017).

Por cierto, en el día de hoy dejo de brindar auspicio en el blog al grupo de WhatsApp (llegamos a ser 6 los participantes). Un viejo y anhelado proyecto que, justo en mi recta final como coleccionista, logré por fin hacer realidad (del 14/4/2017 al 31/5/2017):

Al emplear un medio de contacto más íntimo y de menor exposición pública, albergué cierta esperanza. Únicamente sirvió para confirmar mi visión crítica y poco esperanzadora del panorama 😩.

.

Mario Praz:

Sometida al psicoanálisis, la figura del coleccionista no sale bien parada, y desde el punto de vista ético hay sin duda en ella algo profundamente egoísta y limitado, mezquino incluso.

.

.

EL RELOJ DEL OBRERO. 1ª PARTE.

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

image

No confundir “el reloj del obrero” con “el reloj del proletario”, también presente en esta colección (véase en la entrada del blog: ROSKOPF).

.

.

“El reloj del obrero”, al igual que “el reloj del proletario”, refleja fielmente el contexto histórico, social, político y cultural que abarco con el periodo que comprende mi colección (1860-1920):

image

“We require 8 hours for work, 8 hours for own instruction and 8 hours for repose”.

Exigimos ocho horas de trabajo, ocho horas de recreo, ocho horas de descanso.

.

image

“Workingmen of every country, unite together to defend your rights“.

Obreros de todos los países, uníos para defender vuestros derechos.

.

.

La burguesía industrial conquistó el poder político, realizando una profunda transformación de la economía y la sociedad (antes estamental y ahora de clases).

Consegir el mayor beneficio al menor coste trajo consigo unas pésimas condiciones de vida para los obreros. Hombres, mujeres y niños son explotados, a cambio de un salario miserable, sometiéndolos a largas jornadas laborales en condiciones precarias.

Poco a poco, el proletariado tomará conciencia de su situación y empezará a unirse para reclamar mejoras a la burguesía:

image

“Proletarier aller Länder, vereinigt euch!”.

¡Proletarios de todos los países, uníos!. Karl Marx.

.

Ante el temor y preocupación de los poderes por la fuerza del movimiento obrero, se lograron importantes conquistas sociales a finales del siglo XIX. Pero una de las grandes reivindicaciones durante todo el siglo XIX y los primeros años del siglo XX era la jornada de ocho horas de trabajo, seis días a la semana.

.

.

CONTINUARÁ…

.

.

REFLEXIÓN 3

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

Reflexión a raíz de un intento fallido en iniciarme con una nueva afición.

.

Coleccionista: apasionado de la historia que se complace en poseer un artículo y no espera sacar provecho de él.

.

Colecciono, desde el 2013, por mi interés hacia la actividad en sí misma y sus frutos intelectuales.

Internet, a mediados de los años 90, hizo que coleccionar empezara ha crecer en popularidad:

  • Facilitó el libre acceso a la información y al conocimiento.
  • Facilitó el comercio.

Consecuencias:

  • Aumentó la demanda, disminuyendo la oferta de piezas interesantes.
  • Los inversores especulativos se sintieron atraídos. Hincharon los precios.

2017. A los coleccionistas, poseedores de patrimonios pequeños, pocos integrantes nuevos (que sean dignos y asequibles) nos quedan ya de poder incorporar a la colección.

.

.

Ante el inminente agotamiento de mi colección de relojes de bolsillo y el consecuente decaimiento de mi interés por dicho mundillo… me decidí a comenzar otra.

Llevaba tiempo dándole vueltas al asunto, me atraía la numismática. Pero deseché la idea de coleccionar monedas ante la complejidad de la disciplina:

  • Pequeñas diferencias de calidad influyen enormemente en el precio y definir el grado de conservación de una moneda es algo totalmente subjetivo.
  • El serio problema de las falsificaciones.

Aunque, dentro de la numismática, sí me atrajo su apartado de la medallística, concretamente la tipología de medallas conmemorativas: sirven para el trabajo de investigación de carácter histórico, social, cultural y artístico. Son indispensables para la reconstrucción y la interpretación del pasado. Hacen fe de un hecho que ocurrió y dejan constancia para el futuro.

Indagé bibliografía y recursos útiles en internet.

Conformé un criterio inicial.

Contacté con un foro en español.

Investigué la mejor forma de poder almacenar y conservar la futura colección.

Escudriñé los sitios más fiables para adquirir medallas: casas de subastas.

Finalmente, al intentar comprar, me dí de bruces con la dura realidad que da pie a la reflexión expuesta al inicio.

.

.

Comparativa de un Hebdomas con el Omega “Goliath” (27 líneas), ambos de mi colección:

.

.

ENCUESTA

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

La siguiente encuesta es totalmente anónima. Gracias por tu tiempo.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

 

A %d blogueros les gusta esto: