CATALINO INGLÉS, CIRCA 1800

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

Entrado el siglo XIX, la relojería inglesa decaía por su conservadurismo. Ejemplo: mantuvo más allá de mediados del siglo XX el sistema de caracol:

Más adelante explico dicho sistema, presente en el reloj sobre el que versa este artículo:

.

Al haberme especializado en el periodo de 1860 – 1930, deseché para la colección el hacerme con alguna pieza de ese país.

Aunque, sin proponérmelo, sí he acabado curiosamente con unos cuantos relojes suizos que sé seguro fueron destinados al mercado anglosajón:

Los cuatro más a la derecha son todos ocho días cuerda.

Finalmente, como despedida de esta afición, quise un reloj bicentenario (no pude sustraerme al hechizo de los mecanismos pretéritos) y, ahora sí, ahora tenía cabida meritoria un reloj inglés.

.

.

Fiel a mi gusto, obvié hacerme con un reloj joya (busco la elegante simplicidad).

Reloj saboneta de carga por llave, con caja de plata totalmente lisa (en relojería inglesa la chichonera es la que acaparaba toda la ornamentación):

Prescinde de la segunda caja (chichonera), ya que la función de guardapolvo la realiza el disco giratorio presente en su tapa posterior:

Detalle:

Al girarlo, hasta alinear su abertura con la marca estampada en la tapa…

da acceso directo a la bocallave, permitiendo la toma de cuerda. Véase:

.

.

Colgante: pieza de unión entre la caja y la anilla de suspensión.

La tapa anterior (con bisagra) se abre al presionar el pulsador situado en el extremo del colgante:

Detalle de la muesca de cierre sobre la que actúa el pulsador, permitiendo la apertura de la tapa:

Ahora tenemos acceso a la diáfana esfera convexa (de esmalte sobre cobre), que en este reloj no va protegida por un cristal:

En el interior de la tapa están los punzones de ley (pureza, localización, orfebre y año). No figura estampado un número de serie:

Al ser un reloj saboneta, además de tener una tapa anterior, el colgante se sitúa a las 3:

Agujas en acero pavonado. Detalle de su eje encuadrado:

La puesta en hora se realiza girando con una llave el eje de las agujas:

.

.

Bisagra a las 12:

Muesca de cierre a las 6 (en el lado contrario a la bisagra). Se debe presionar al mismo tiempo que se tira hacia arriba:

Esfera y movimiento bascularán sobre la bisagra:

Permitiendo el acceder al movimiento (conjunto de piezas móviles que componen el mecanismo del reloj):

En el fondo de la caja se repiten los mismos punzones de ley vistos en la tapa anterior:

Detalle:

Ante su fuerte desgaste, no haré una descripción pormenorizada. Lo único que puedo asegurar es que se indica una pureza de plata del 92.5%:

Aventurarme a más sólo serían conjeturas.

¿Cabeza de leopardo sin corona?, se utilizó a partir de 1822. Localización… ¿Chester?:

Orfebre… ¿Edward Maddock II de Liverpool (1815 – 1837)?:

Año… ¿una ”O” correspondiente a 1832?:

Letras para la ciudad de Chester:

¿Movimiento circa 1800 en una caja de plata posterior?.

¿Se sustituyó la primera (quizás contase además con una chichonera) al venderse por ser de oro?. Resulta llamativo el detalle ya descrito anteriormente de la existencia de un disco con función guardapolvo anexo al exterior de la caja, no es habitual encontrarlo y seguramente se agregó para poder prescindir de la segunda caja y abaratar costos.

.

.

Platina plena y de latón dorado:

En la galluza o sobrevolante, su raqueta (calada con filigrana) cubre completamente el volante. La sujeción (con grabado) es monopódica al ser fabricada en Inglaterra, si fuese continental tendría dos pies:

Las galluzas se fabricaban en el medio rural (especialmente en él área de Liverpool) a la luz de una vela y con ayuda de limas del tamaño de una aguja. Algunas precisaban tres o cuatro semanas de paciente labor.

Detalle de la parte de la platina también calada con filigrana y del volante de acero:

En 1700, el matemático Nicolas Fatio descubre la manera de trabajar y perforar las piedras preciosas y su aplicación en relojería. Afincado en Inglaterra explota su invento:

Hasta 1770 los ingleses fueron los únicos beneficiarios, esto contribuyó a su supremacía relojera durante el siglo XVIII.

En la galluza, la piedra antirroce para el eje del volante es un diamante en talla antigua, de labor artesanal:

Mecanismo de regulación Tompion (disco de plata numerado), cayó en desuso en la década de 1820:

Manby, HADLEIGH. Firma en cursiva de elegante caligrafía:

Antes de su adquisición, indagué por mi cuenta el Manby de la ciudad de Hadleigh (Suffolk, Inglaterra).

Al no obtener ningún resultado, consulté en el foro de la National Association of Watch & Clock Collectors por su posible mención en alguna de estas tres famosas obras de referencia:

  • Old Clocks and Watches and their Makers, de F. J. Britten.
  • Watchmakers and Clockmakers of the Word, de G. H, Baillie.
  • Watchmakers and Clockmakers of the Word Volume II, de B. A. Loome.

Me hicieron saber que no figuraba en ninguna de ellas, siendo lo más parecido: Edward Manby, London, 1828 y John Manby, Skipton (Yorkshire), 1833.

En un reloj, el nombre que ostente hará que sea más apreciado, lo que redunda en precios altos. Que en el mío no figure el nombre de un “maestro relojero” conocido no me supuso ningún problema, al contrario, hizo posible el poder hacerme con él.

.

.

++++++ ARTÍCULO DEL BLOG EN CONSTRUCCIÓN ++++++

.

Anuncios

HE PECADO

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

En el artículo del blog: YA NO NECESITO MÁS RELOJES, me vanaglorié de haber concluido satisfactoriamente mi incursión en esta afición. Craso error.

.

Tras haber logrado mi objetivo (CRITERIO DE ESTA COLECCIÓN PRIVADA) entendí que para mí, de continuar, el siguiente paso vendría siendo adentrarme o bien en los relojes con complicaciones, o bien con los bicentenarios.

Pero las piezas interesantes, dentro de esos dos ámbitos, quedan lejos de lo que estoy dispuesto a gastar.

Aun así, me di el capricho de un cronógrafo:

Mi infructuosa despedida fue con esa complicación relojera.

.

Infructuosa por dejarme con cierto resquemor. No me había atrevido con los relojes bicentenarios. Cuestión que ya ha sido felizmente solventada, con este catalino saboneta circa 1800:

Reúne los tres requisitos que buscaba: inglés (la relojería inglesa no la tenía representada), galluza con diamante antirroce y regulador Tompion (el disco de plata numerado):

.

.

Ahora sí que sí, con 20 relojes…

Ya no necesito más.

.

ADIVINANZA. VA DE ROSKOPF Y SU RELOJ DEL PROLETARIO 2

.

image

Recomiendo la lectura previa del artículo:

ADIVINANZA. VA DE ROSKOPF Y SU RELOJ DEL PROLETARIO.

.

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

Mi proletario tipo 2 y el reloj en cuestión:

Esta nueva adivinanza sí versa de una pieza de la colección.

.

Encontré esto a la venta. Obvié la tosca descripción realizada por el vendedor, pues creí saber exactamente de qué pieza se trataba en realidad:

Pero tras su adquisición me surgieron dudas, pues justo coincidió que estaba realizando el estudio de la primera adivinanza.

¿Otro diseño de Georges-Frédéric Roskopf previo a su “reloj del proletario”?. ¿Otro prototipo con escape de cilindro?.

.

Dispone de mecanismo de puesta en hora (se ejecuta empleando una llave). Aun así, al igual que en el reloj del proletario, es posible impulsar la aguja minutera directamente con el dedo:

Al abrir la tapa posterior (con bisagra) se accede directamente al movimiento.

Es curioso que carezca de una tapa guardapolvo con bocallave:

Escape de cilindro.

Detalle de la rueda central y el eje encuadrado que permite la puesta en hora:

.

El proletario se caracteriza por no tener rueda central ni mecanismo de puesta en hora, aunque encontré este curiosísimo reloj, del cual (por más que indagué) lo desconozco todo:

Detalle de la marca de fábrica DEMOCRATIC STEMWINDER:

Innegable su similitud estética con el reloj del proletario, aunque tenga rueda central, bisagra para la tapa posterior (no dispone de tapa guardapolvo) y mecanismo de puesta en hora:

Escape de áncora de clavijas.

Detalle del eje encuadrado:

.

.

Eugene Buffat, en su libro Historique et technique de la montre Roskopf (publicado en 1914):

”Roskopf adoptó inicialmente el escape de cilindro para su reloj del proletario. Sólo unos pocos serían fabricados provistos con dicho escape, para abandonarlo al poco por el de áncora de clavijas”.

.

Véase la primera patente de Roskopf, del año 1867:

El escape va sobre una plataforma independiente del resto del mecanismo:

A la izquierda, detalle de la plataforma con un escape de cilindro. A la derecha, con el escape de áncora de clavijas:

Detalle del mecanismo completo, con el escape de cilindro:

.

.

El catálogo de la exposición La drôle de montre de Monsieur Roskopf:

En la página 20 aparece el típico proletario tipo 1 (escape de áncora de clavijas) y un prototipo del proletario con escape de cilindro:

image

Detalle del prototipo:

El cartel de la exposición:

Fotografía de los dos prototipos que se expusieron en el Museo Internacional de Relojería, de La Chaux de Fonds (Suiza):

Tienen unas credenciales cojonudas: fueron cedidos temporalmente y avalados por el Museo de Arte e Historia de Ginebra, como prototipos realizados por G. F. Roskopf de su reloj del proletario.

Comparativa con mi reloj:

.

Al igual que en la primera adivinanza, realizo la comparativa de su sistema de dar cuerda…

con el del proletario de Georges-Frédéric Roskopf:

Véase también con el reloj de la primera adivinanza, que resultó ser una versión posterior del proletario realizada por Japy Frères:

.

.

Ante la existencia de otro supuesto prototipo y, al igual que hice con éste…

Volví a buscar entre todos los calibres Japy Frères, por si pudiera haber alguno similar. El resultado, una vez más, resultó inquietante:

1.

2.

3.

.

Véase un ”prototipo” como el mío, pero sin el colgante caliciforme:

Mi “prototipo”:

Otro que encontré, parece que no fueron pocos los fabricados:

.

¿Es el mío un reloj realizado por Georges-Frédéric Roskopf y predecesor de su proletario?.

¿Lo comprarías como tal?.

¿Pagarías un precio acorde con su supuesta relevancia?.

.

CHOPARD. 1ª PARTE.

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

image

.

La familia Chopard vivía de la tierra en las profundidades de la cadena montañosa Jura (Suiza), región de suelos pobres.

Práctica habitual entre los campesinos de la época durante los meses de invierno, cuando el duro clima les imposibilita trabajar, era formalizar una relación de colaboración con un comptoir (taller de producción y distribución de relojes).

Obtendrían un complemento a sus menguados ingresos haciendo distintos componentes de un reloj. Cada engranaje y cada rueda sólo valdrá para el mecanismo que se realiza.

.

Louis-Ulysse Chopard (1836-1915) aprendió relojeria siguiendo el consejo de su padre, pero él no quiere trabajar en casa suministrando a los nuevos talleres que se estaban creando en Saint-Imier, La Chaux-de-Fonds o Le Locle. Quiere su propio comptoir relojero.

En 1860 establecerá su taller en un viejo edificio en Sonvilier (Suiza), a medio camino entre Saint-Imier y La Chaux-de-Fonds:

image

El simple acto de poner su nombre L.U.CHOPARD directamente sobre la fachada fue el comienzo:

Detalle:

image

Para distinguirse de los numerosos competidores se especializó en la fabricación de relojes de bolsillo de alta precisión, finamente trabajados, ultradelgados, de líneas sobrias y puras.

1890. Louis-Ulysse Chopard (a la derecha) en el interior de su comptoir:

image

image

1912. Louis-Ulysse Chopard viaja a través de Europa del Este, Rusia y Escandinavia para captar clientes, sus relojes comenzarán a ser reclamados también en esos lugares.

image

El recurrente detalle de la colmena de abejas, presente en varias de sus marcas de fábrica, es debido a que su padre (Félicien Chopard) además de granjero era apicultor:

image

image

.

Louis-Ulysse Chopard, su hijo Paul-Louis y sus nietos Jean y Paul-André:

image

Después de la muerte del fundador (1915), su hijo Paul-Louis y su nieto Paul-André asumen el negocio de la familia, siendo ya los relojes de bolsillo Chopard sumamente populares entre los hombres elegantes de la época.

1921. Paul-Louis Chopard abre una filial en La Chaux-de-Fonds.

.

.

image

Este reloj fue una de mis primeras adquisiciones:

Mismos ejemplares estaban a la venta en precios desorbitados (debido a que la firma Chopard fabrica hoy en día relojes de lujo). El encontrar uno a un precio razonable me hizo lanzarme a ciegas.

Para mi sorpresa, a los dos años descubrí que no tenía un calibre de manufactura propia. Había incorporado a la colección (sin saberlo) mi segundo ébauche. Aprendí la lección, no volvería a comprar un reloj sin un estudio previo lo más exhaustivo posible.

.

.

Colgante con corona estriada para su mejor utilización y anilla de suspensión ovalada:

image

Reloj lepine (el colgante a las 12 y carece de tapa anterior), circa 1830:

Esfera metálica dorada. Las esferas metálicas son muy delgadas y sus colores se obtienen por galvanoplastía:

Las indicaciones horarias, así como la marca de fábrica, fueron transferidas por calco (en las esferas de esmalte se pintaban a mano).

Marca registrada en Ginebra por Louis-Ulysse Chopard el 10/05/1907:

image

Reloj ultradelgado con caja galonne: caja de plata donde el bisel, la carrura (parte central de la caja donde se ensambla todo el reloj) y el borde de la tapa posterior son de oro rosa:

image

Bisel (parte superior de la caja, en forma de aro, donde va incrustado el cristal) con bisagra y pestaña que facilita su apertura.

Las tapas posterior y guardapolvo (protege el movimiento) comparten otra bisagra.

Tapa posterior grabada por procedimientos mecánicos con fondo guilloché (dibujos lineales en relieve que se entrecruzan):

image

Interior de la tapa posterior:

image

El urogallo suizo se empleó de diciembre del 1880 a junio del 1933.

coq de bruyère

Coq de bruyère: al ser la caja producida en Suiza en el metal precioso de la plata, lleva el punzón de contraste oficial por ley federal del 23/12/1880 (puesto por la oficina de control o ensayo) para plata de ley 0,800.

image

0,800: punzón de contraste que garantiza que el fabricante cumple con una pureza de plata del 80%, en caso contrario la oficina tenía potestad para fundir la pieza o marcarla con una ley menor.

.

Marca de fábrica registrada (para protegerla legalmente) en Sonvilier el 17/11/1904 por Louis-Ulysse Chopard:

image

P.L.C.: Paul-Louis Chopard (el hijo de L. U. Chopard).

.

Poinçon de Maître de responsabilidad colectiva de la FFBA (Fédération des Fabricants de Boites Argent, asociación de fabricantes de cajas de plata), con el número 43:

image

Los miembros de la FFBA de Suiza estampaban en sus cajas de plata alguna de estas seis marcas:

image

Cada una fue utilizada por más de un fabricante de la asociación, pero se añadía un número de dos o tres dígitos para poder identificar al cajista.

image

Este sistema se introdujo en la década de 1920 y, el número 43, según la lista de 1934 (único registro que se conserva) corresponde al cajista Jean Parattte Sarl.

.

Halbmond und krone, luna y corona:

image

Punzón de contraste para plata, obligatorio en todo el Segundo Imperio Alemán desde 1888, sustituyó al uso de punzones individuales en cada ciudad.

En 1884 ya se había promulgado una ley haciendo de 0,800 el estándar mínimo para la plata.

El decreto para unificar los punzones, del año 1886:

Abolición

.

.

CONTINUARÁ…

.

.

ZENITH (cronógrafo). 1ª PARTE.

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

image

.

.

El cronógrafo es una herramienta fruto del progreso, de una época en que las actividades científicas y deportivas tenían que medirse mediante dispositivos mecánicos.

Es una función adicional que registra el tiempo transcurrido durante un intervalo de tiempo determinado, independientemente de la indicación de las horas, los minutos y los segundos.

.

Algunos, al integrar en sus esferas escalas que emplean graduaciones logarítmicas, muestran resultados sin necesidad de conversiones.

Las más usuales de las empleadas fueron las que proporcionan lecturas directas de velocidad, distancia o pulso.

  •  Taquímetro. La velocidad define la distancia cubierta entre dos puntos predeterminados durante un periodo de tiempo.

Ejemplo:

Cronógrafo 1/5 de segundo, con taquímetro que mide la velocidad media en kms./hora por la distancia recorrida de 1000 metros (1 kilómetro). Escala en espiral divida en sectores de 24 a 240 kms./hora.

Se utilizaría principalmente en deportes de velocidad como carreras de automóviles, caballos o de personas (en 1912 se cronometraron por primera vez unos Juegos Olímpicos, este hecho cambiaría la historia del Atletismo).

.

  •  Telémetro. La velocidad del sonido permite medir distancias.

Ejemplo:

Cronógrafo 1/5 de segundo, con telémetro en hectómetros. Escala graduada de 1 hectómetro (0,1 km) hasta 200 (20 km). Se basa en la velocidad del sonido (333,3 ms. por segundo = 1 km. cada 3 segundos).

Mide la distancia que separa un fenómeno óptico respecto a su sonido. Fuego de artillería (disparo/explosión) o también una tormenta (relámpago/trueno).

Se desarrolló para los oficiales durante la Primera Guerra Mundial.

.

  •  Pulsómetro.

Ejemplo:

Cronógrafo 1/5 de segundo, con pulsómetro para 30 pulsaciones. Escala graduada de 200 a 40 pulsaciones/minuto. Se arranca cuando se nota la primera pulsación y se para al contabilizar 30.

Al tomarse el pulso a mano, era empleado para no tener que medir un minuto entero mientras se contaba.

.

.

La atracción estética que ejercen esas esferas es innegable, en las que se muestran múltiples escalas es mayor aún. Pero algunas ya no serán herramientas realmente útiles al sacrificarse su fácil lectura:

.

Yo, fiel a mi gusto, quise hacerme con el cronógrafo más escueto posible.

Un fracciones de 1/5 de segundo:

.

¿Dónde desempeñaría su función?

Tillhör: perteneciente a (en sueco).

Telegrafverket: la compañía responsable en su momento de todas las telecomunicaciones (teléfono y telégrafo) en Suecia. Me lo enviaron desde dicho país.

.

Lo realmente llamativo:

Su complejo mecanismo, donde todo interactua.

Estimé que este Zenith de 1918, con su primer módulo de cronógrafo de manufactura propia (no fueron ni son muchas las firmas capaces de crearlo y desarrollarlo), era la mejor pieza para concluir mi paso por este mundillo de los relojes de bolsillo antiguos.

.

.

CONTINUARÁ…

.

YA NO NECESITO MÁS RELOJES

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

.

.

Todo coleccionista fabrica discursos para legitimar/justificar su praxis de acumulación exacerbada del objeto fetiche.

Con 19 relojes cumplí sobradamente mi objetivo y, ya no tengo nada más que legitimar.

.

No recomendaría a cualquiera empezar una colección.

¿Por qué coleccionas? Hacerte con objetos que no son necesarios es una pulsión irracional que consume demasiado tiempo, energía y dinero.

Siempre habrá una pieza que te falte, otra que complemente o una más que remueva la obsesión.

No te centrarás en la alegría de lo que tienes, sino en la ansiedad de lo que te falta.

Tu coleccionismo no tendrá fin si nunca tienes todo lo que quieres.

Y un consejo… elige una temática, no sirve coleccionar todo, no logras profundizar en nada.

.

.

Yo tenía un propósito bien definido desde hace tiempo:

Mi museo particular, la colección DRINFEAL.

image

Un conjunto de conocimiento, un conjunto histórico, una historia en sí misma y unas historias.

.

  •  Conformé mi colección didáctica con 16 piezas, Véase:

CRITERIO DE ESTA COLECCIÓN PRIVADA

.

  •  Aunque, entremedias, se me coló (curiosamente) un reloj francés:

ADIVINANZA. VA DE ROSKOPF Y SU RELOJ DEL PROLETARIO 2

.

  •  Además, consecuencia directa de este hobby fue, que he acabado siendo usuario de uno:

ENCONTRÉ EL ÚNICO RELOJ DE BOLSILLO QUE SÍ QUIERO USAR

.

  •  Por último, tras 18 relojes ”simples”, un capricho especial, este cronógrafo:

Como punto final, di el salto a los relojes de bolsillo antiguos con complicaciones: mecanismos complementarios de un mecanismo básico.

Mecanismo básico: medición de horas y minutos, como mucho, contará con un segundero.

.

.

Sólo me resta concluir la catalogación de todas las piezas que seleccioné y recogí. Seguiré publicando su estudio aquí, intentando dar seriedad y continuidad dentro de una narrativa (coherencia argumentativa) que defina la colección. Sistematizando y compendiando en un conjunto sustantivo que permita ahondar, como una pequeña guía, en este mundo tan particular de los relojes de bolsillo industriales suizos y estadounidenses, sin funciones diferentes a la medición de horas y minutos, fabricados desde 1860 hasta 1930. Y luego, adiós muy buenas.

.

.

Por cierto…

He eliminado las 44 suscripciones vía email existentes. Los que fuisteis seguidores (gracias), ahora dejáis de estar informados de la publicación de nuevos artículos. No servía para generar ningún debate mediante comentarios y, aumentar el tráfico de visitas me es indiferente (yo no saco ningún beneficio de esto).

Aquí únicamente hay transferencia unidireccional de información y conocimiento, nada de aprendizaje colaborativo.

.

.

ADIVINANZA. VA DE ROSKOPF Y SU RELOJ DEL PROLETARIO

.

Coleccionando relojes de bolsillo ando. Autor: DRINFEAL.

.

.

Mi proletario tipo 2 de Georges-Frédéric Roskopf (1868-1873):

Pero esta entrada del blog no versa de ninguna pieza de la colección. Me llamó la atención un reloj que estaba a la venta, al indagar para saber de él surgió el siguiente estudio:

.

¿Un diseño de G. F. Roskopf previo a su “reloj del proletario”?. ¿Un prototipo con escape de cilindro?.

.

En la página 14 del libro The Proletarian Watch, Albin Schaeder muestra ese mismo reloj e indica como probable autor a Georges-Frédéric Roskopf:

Anonymous manufacturer. (Roskopf?)

.

.

Si veo que esta entrada del blog suscita comentarios/interés, desvelaré el misterio.

.

.

.

EDITO (7 de abril del 2017).

Primer comentario y, por ende, amplío información.

Detalle:

.

Comparativa con el reloj del proletario:

Tanto el sistema de dar cuerda, como el colgante en forma de cáliz empleados por Roskopf… tengan claro que fueron de uso común en relojería.

.

El primer sistema de dar cuerda por la corona con éxito comercial:

Detalle:

La patente de Thomas Perst, para el relojero inglés John Roger Arnold, es ya del año 1820.

.

.

.

EDITO (8 de abril del 2017).

Segundo comentario, con una mención muy acertada al calibre “Beaucourt”, fabricado por los franceses Japy Frères. Amplío información.

Anuncio del año 1923. Resulta llamativo que todavía tuviesen mercado relojes con escape de cilindro y cuerda/puesta en hora por llave:

Detalle del Beaucourt:

Este primario movimiento, los Japy Frères lo hicieron durante muchas décadas.

Retrocediendo en el tiempo, véase con otra marca de fábrica (registrada por Japy Frères en 1887):

E incluso lo encontraremos, finalmente, sin marca de fábrica (1850-1860):

.

Pero se dieron variantes, que contemplaban el dar cuerda por la corona.

CONTINUARÁ…

.

.

.

EDITO (9 de abril del 2017).

Muestro algunas de las variantes con sistema de dar cuerda por la corona, que son producto de la lógica evolución (por el transcurso del tiempo) del calibre Beaucourt:

1.

.

2.

.

3. Otra anterior:

.

4. La última, ligeramente distinta:

Reloj carente de todo sistema de puesta en hora (se debe impulsar la aguja minutera con el dedo). Fue creado para competir con el proletario de Roskopf, en la cuota de mercado de los relojes baratos y populares.

.

¿El reloj mostrado al principio de la entrada se trata de un Roskopf?. Que cada uno saque sus propias conclusiones. Véase otra vez:

Yo lo tengo claro.

.

Por cierto… el reloj finalmente se vendió, alguien pagó 400 euros. Espero que no lo hiciese pensando que adquiría un prototipo de Georges-Frédéric Roskopf:

.

.

.

EDITO (6 de mayo del 2017).

Uno de los participantes del grupo de WhatsApp que he creado (mediante el blog) sobre relojes Roskopf, resulta que en alguna ocasión había mantenido contacto por correo electrónico con Paul Van Rompay, la eminencia en los Roskopf.

Aún compartiendo dicho participante, la opinión de que el reloj en cuestión bien podría ser una respuesta comercial de los Japy (o de alguno de sus muchos clientes) al éxito creciente de Georges-Frédéric Roskopf… se ofreció a trasladarle la cuestión a Rompay:

¿Es un reloj de Roskopf anterior a su reloj del proletario o un Japy Frères?.

.

La respuesta de Paul Van Rompay (traducida del inglés), no dejó lugar a duda:

“La cuestión de los precursores proletarios es interesante. Creo que es un buen tema para su grupo de discusión.

Aunque el diseño del reloj del proletario de Georges-Frédéric Roskopf era nuevo e incluso revolucionario, por supuesto no surgió de la nada.

Pero este reloj no es un precursor o prototipo del reloj del proletario. Es una versión realizada por Japy Frères”.

.

.

.

EDITO (31 de mayo del 2017).

Por cierto, en el día de hoy dejo de brindar auspicio en el blog al grupo de WhatsApp (llegamos a ser 6 los participantes). Un viejo y anhelado proyecto que, justo en mi recta final como coleccionista, logré por fin hacer realidad (del 14/4/2017 al 31/5/2017):

Al emplear un medio de contacto más íntimo y de menor exposición pública, albergué cierta esperanza. Únicamente sirvió para confirmar mi visión crítica y poco esperanzadora del panorama.

.

Mario Praz:

Sometida al psicoanálisis, la figura del coleccionista no sale bien parada, y desde el punto de vista ético hay sin duda en ella algo profundamente egoísta y limitado, mezquino incluso.

.

.

Artículo relacionado:

ADIVINANZA. VA DE ROSKOPF Y SU RELOJ DEL PROLETARIO 2

.

A %d blogueros les gusta esto: